Beneficios por condición

Beneficios del Cannabis Medicinal por condición elegible en Puerto Rico.


Cancer

El cannabis reduce la náusea severa de los intestinos a causa de la quimioterapia, mientras que estimula el apetito para ayudar a los pacientes a comer y combatir la pérdida de peso excesiva. Reduce el dolor y ayuda a los pacientes a dormir y descansar. Con frecuencia eleva el estado de ánimo del paciente, mejorando su voluntad de vivir y oportunidad de recuperación. El cannabis también alivia los calambres en las piernas, dolores de cabeza, fatiga crónica y dolor.


VIH

El cannabis beneficia mucho a el sistema inmunológico comprometido. Es un relajante muscular suave que elimina la náusea, estimula el apetito, ayuda a los “hot flashes” y permite comer y mantener su peso corporal normal.


ESclerosis Multiple

Los cannabinoides ayudan a muchos pacientes con Esclerosis Múltiple a permanecer libres de temblores y convulsiones sin toxicidad, deterioro del comportamiento o tolerancia.


Enfermedad de Crohn

El cannabis ayuda a mejorar los síntomas de dolor reduciendo la inflamación de la distensión abdominal y alivia los síntomas de la diarrea mediante la reducción de los espasmos intestinales y la inhibición de la liberación de fluido.  También ayuda a mejorar el apetito para que los pacientes aumenten de peso.


Fibromialgia

El cannabis ayuda a aliviar el dolor y a reducir los demás síntomas asociados a la fibromialgia.  


Epilepsia y convulsiones

El cannabis puede calmar los nervios hiperactivos aliviando las convulsiones. Relaja los músculos, reduce los calambres musculares, convulsiones y espasmos. Sin embargo, los epilépticos que estén interesados n probar cannabis deben tener cuidado con el THC oral.


Caquexia 

Los cannabinoides interactúan con el sistema endocannabinoide del cuerpo, un sistema de señalización responsable de regular el consumo de alimentos. El cannabis contiene el cannabinoide 
tetrahidrocannabinol, o THC, que influye en las redes neuronales para convencer al cerebro de que tiene hambre. THC ha demostrado estimular significativamente el apetito en pacientes que tienen caquexia 
relacionada con el cáncer. Además, el cannabis medicinal ha demostrado ser eficaz para aumentar el apetito y estabilizar el peso en pacientes con caquexia del SIDA. La evidencia también sugiere que el 
cannabis puede ayudar a los pacientes con caquexia a aumentar sus niveles de energía y actividad física, lo que a su vez podría reducir el riesgo de atrofia y mejorar el estado de ánimo. Además, el cannabis 
medicinal puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar caquexia. Debido a sus efectos anti-náuseas, los pacientes pueden estar más inclinados a comer regularmente ya causa de una falta de vómitos, son más 
capaces de absorber nutrientes y calorías.

Alzheimer 

Entre algunos de los beneficios, el cannabis ayuda a los pacientes a combatir inflamación del cerebro, protege contra la placa del cerebro beta-amiloide y promueve el crecimiento de células cerebrales. 


Desordenes de ansiedad

El cannabis contiene el compuesto químico Cannabidiol, comúnmente conocido como CBD y es el ingrediente principal para tratar la ansiedad. Estudios científicos muestran que tomar CBD solo, puede disminuir y hasta eliminar la ansiedad. CBD ha demostrado ofrecer un gran potencial psiquiátrico, incluyendo usos como compuesto antidepresivo y ansiolítico.


Anorexia

El cannabis deshidrata la boca, estimula el apetito y mejora los sabores y gustos.


Migrañas

El cannabis ayuda a reducir la sensibilidad a la luz, náuseas, vómitos y dolor. Puede consumirse regularmente para evitar que ocurran ataques.


Hepatitis C

El cannabis mejora la eficacia de la terapia contra la hepatitis C. Los pacientes suelen tomar medicamentos con efectos secundarios graves, como náuseas, pérdida de apetito, fatiga y depresión. El cannabis ayuda a mejorar el apetito, reducir la depresión y a tolerar mejor el tratamiento.


Lesiones en Cordón espinal

EL cannabis es eficaz en la reducción de la espasticidad para estas lesiones. 


Dolor Crónico

El cannabis bloquea las vías del dolor en el sistema nervioso central. El dolor crónico severo se trata comúnmente con narcóticos opiáceos - codeína, morfina y oxicodona. Los opiáceos son adictivos y pueden llegar a ser menos eficaces a medida que los pacientes desarrollan tolerancia a ellos. El cannabis tiene efectos sinérgicos con los opiáceos y otras drogas, por lo que los pacientes con dolor pueden reducir su dosis de medicamentos recetados que tienen efectos secundarios adversos. El cannabis alivia el dolor asociado con el daño nervioso e inflamación. También puede proporcionar alivio para los tejidos lesionados, específicamente al aliviar la inflamación alrededor de los nervios dañados. El cannabis es claramente eficaz para la neuritis y la neuropatía - dolor causado por los nervios inflamados o dañados.


Artritis

El cannabis alivia las articulaciones, tiene un efecto analgésico, reduce el dolor, es un anti-inflamatorio y mejora la movilidad.